domingo, 26 de febrero de 2012

Tu piel

La piel de tu amor cubrirá como la hiedra
los huesos enamorados de la previa o siguiente.
Me desvestirás hasta la última desnudez
para revestirla a ella; su polvo, carne y sombra.
Lo que tallé en el mármol de tu memoria,
lo que quise de ti, quisimos, lo que se quiso,
te será otro peldaño en tu ascensión
por la conquista gota a gota de cada piel,
donde perfeccionarás las armas, las alas,
los círculos grises de la rutina amorosa.
Otra mujer te acosará por la oportunidad
de volver o entrar a tu corazón: yo en cambio
me pierdo agradecida en el humo de tu olvido.
Tu corto amor, tu largo adiós: para mí no hay más.