jueves, 8 de septiembre de 2011

SENTIMIENTOS

Hay momentos en la vida de una persona que llevan a que se sumerja en la locura o que salga airosa y fortalecida de ellos. Creo que mi momento fue la muerte de mi papa.
En un par de semanas es la fecha de su cumpleaños y es imposible no sentirme ahogada en estos días...
Quizás porque (como bien dice el dicho), uno no valora lo que tiene, hasta que lo pierde... La relación con mi papa siempre fue buena, pero distante... El era un papa de la antigua generación, trabajador, buen marido y padre, pero incapaz de abrazarnos y decirnos que nos amaba. Obviamente que lo sabíamos, el lo demostraba a su manera, pero a veces y ahora de adulta me doy cuenta, sobre todo desde que soy mama, la mejor herencia que se deja a un hijo, ademas de la ética, moral y buenas costumbres, es aprender a expresar los sentimientos sin sentir vergüenza de ellos...
A mi me daba vergüenza abrazarlo y decirle "te quiero", solo lo hacíamos a través de cartitas para el día del padre... Una vez al año!!... Que loco no?
Desde que se fue, me pregunto cual seria su reacción si esta mujerota de casi 36 años le dijera "te quiero pa"...
Seguro se pondría incomodo el pobre...
El fin de semana antes de morir, estando ya en estado de inconsciencia por los fuertes calmantes (tenia cáncer), estando solos una noche le dije:
"TE AMO PAPA, GRACIAS POR TODOS ESTOS AÑOS DE AMOR Y DE ENTREGA A NOSOTROS, GRACIAS POR NO HABERNOS ABANDONADOS ANTE LA ENFERMEDAD DE MAMA... NO NOS DEJES..."
Todos me dicen que seguro que me escucho, porque salio de lo mas profundo de mi alma... ojala... necesitaba que el lo sepa...
Por eso, no pierdo oportunidad de decirle a mi hijita cuanto la amo y lo importante que es para mi, nunca tengan pena de decirle a un ser querido cuanto lo quieren y valoran...
TE AMO PA!