jueves, 9 de diciembre de 2010

Llego Diciembre :(

Llega diciembre y como todos los años, para mi es un mes, lejos de la familia.
Y aunque hace años comprendi que mi familia son mi esposo y mi hija, es difícil pasar por alto las navidades de mi niñez y no recordar a mis papas y mis hermanos. La corriente de la vida cotidiana nos arrastro a puertos tan lejanos, cada uno vive en su esfera sin importarle que le sucede  al otro (ojo, me incluyo en este desamor), como si crecer nos hubiera sacado de encima el vinculo de hermanos.
Que nos llevo a no importarnos nada del otro? Porque vivir alejados si no tenemos a nadie mas?
A esta altura de la vida, ya no quedan culpables ni culposos: creo que cada uno es autor de la obra de su vida, que los aciertos y sinsabores son los actores principales de nuestra obra.
En fin, a pesar de todo, gracias Dios por permitirme estar viva, aun cuando a veces tuve ganas de morir, gracias por poder caminar de la mano de mi hija, por poder verla, oírla, abrazarla, creo que es lo mas sublime que nos puede pasar: sentir el amor de un hijo.

2 comentarios:

Alicia Seminara dijo...

Ánimo!

Muy lindas tus palabras con respecto a tu hijita y a tu marido. Muy linda la foto. Ya la tengo vista pero no deja de tener su encanto.

psicoisapecat dijo...

Para mí llegó Enero..., je,je...
¡Que miedo...!!!
Ya te lo comento en privado.
Gracias por tus lindas palabras y por tu sencillez y alegría.
Isa